domingo, 12 de diciembre de 2010

PALABRAS DE DESPEDIDAS DE GRADUANDOS AÑO 2010


PALABRAS DE DESPEDIDAS DE GRADUANDOS AÑO 2010
Buenas tardes señores directivos docentes, docentes, padres de familia, y demás personas que nos acompañan.
En esta tarde tan especial queremos agradecer, inicialmente a nuestro Señor Jesús quien nos dio el regalo maravilloso de la vida, a nuestros padres que han estado siempre a nuestro lado como apoyo constante. Queremos expresarte la inmensa alegría que sentimos al darnos la oportunidad de alcanzar una meta más en nuestra vida, un peldaño más en nuestro caminar. Nos ponemos ante ti que eres nuestra fuerza, elevando nuestros pensamientos y sentimientos, para poner en tus manos benditas todos nuestros proyectos, ilusiones y deseos para que nos ilumines y nos guíes siempre para hacerlos realidad.
De nuestra parte y de parte de todos los demás compañeros graduandos queremos reiterar la inmensa felicidad que hoy sentimos por estar en este momento tan especial, con todas las personas que nos han acompañado a lo largo de nuestra vida y que han hecho de nosotros lo que hoy somos.
En este día celebraremos un gran paso en la vida de toda persona, y que como tal, es la llave maestra que nos abrirá cada una de las puertas que la vida nos vaya poniendo a medida que vayamos avanzando en el edificio del éxito, esto junto con el poder de la mente de cada cual se convertirá en un poderoso instrumento, que capta cada una de las señales que necesitamos para que nuestra sistema funcione.
Agradecemos especialmente a todas y cada una de las personas que han estado con nosotros desde el momento en que entramos a esta institución, nuestra Normal Superior, hasta el momento en que el cual supimos que nos graduaríamos, institución que para dicha de nosotros, se consolida una vez más como una de las mejores de la región y que fue ratificada por el Ministerio de Educación Nacional con acreditación de calidad por cinco años más.
El primer gran abrazo es para las profesoras del preescolar que estuvieron pendientes de muchos de los estudiantes antiguos y que iniciaron justo hace más de once años su vida escolar aquí en la Normal Superior; la primaria una etapa tan bonita para cada una de las personas porque es en esa instancia, en donde nos damos a conocer como persona y logramos conocer y querer a cada uno de los compañeros y amigos futuros sin discriminación alguna.
Toda esa etapa se la debemos a cada uno de los profesores que nos acogieron a medida que íbamos transitando en este recorrido de sueños y alegrías, desde nuestros maestros de primaria hasta los de bachillerato, etapa ésta en donde cada uno de nuestros aspectos como persona se ven transformados y se convierten en los rasgos que nos identifican y que nos dejaran mostrarnos hacia el mundo, ésta es la etapa en donde viene una gran conciencia por parte de cada uno de nosotros y nos damos cuenta de muchas cosas que antes no veíamos o que simplemente nuestra mente pasaba por alto.
Empezamos a sentir grandes cambios que ocurren a nuestro cuerpo, los que hacen que vayamos en contra de aquellos a los que estamos subyugados, así que si alguno de nosotros tuvo una discusión absurda, es el momento para decir disculpas, así somos y supongo que ustedes fueron alguna vez así.
Es posible que hayamos sido rebeldes en algún momento, sencillamente nos costaba aceptar que ustedes tenían la razón en cuanto al futuro de nosotros, no importa lo que pase, o que sencillamente no concedamos la razón a ustedes, sabemos en el fondo que simplemente quieren lo mejor de nosotros y que nosotros sólo estamos postergando aquello para mostrarnos un poco como somos.
“De lo que somos”, trayendo a Jattin con esta frase quiero ratificar que hoy somos todo cuanto sus ojos ven, y eso es también gracias a nuestros profesores quienes nos impartieron clases con gran dedicación y empeño. Todos ustedes vienen a mi memoria, ustedes con su trato cariñoso lograron que cada uno de nosotros les tuviera un gran aprecio, ustedes fueron los que dirigieron nuestras mentes desde un principio y nos guiaron para saber hasta dónde queríamos llegar, ustedes aprovecharon sus clases para hacer de nosotros mejores seres y personas íntegras.
Este es un hasta luego, no nos vamos, porque sencillamente uno no se va de donde bien le aman y aquí nos han dado el más sincero amor, y con ese amor nos han llevado a esta meta que es tan nuestra como de ustedes padres de familia, docentes y directivos docentes.
La vida es para vivirla, la vida es para saber estar en ella, la vida es una forma de selección de todo aquello que le sirva, y lo que no le sirva lo vota, esa es mi forma de entender cada una de las anécdotas, consejos, experiencias y clases que recibíamos del profesor Sergio Castro, “El Cheyo”, uno de los profesores que más apreciamos y que aún recordamos, uno de los profesores que más hemos querido no sólo los grados diez y once sino toda la institución y todas aquellas personas que pasaron por sus manos, ofrezco mis disculpas por no mencionar a nadie más, este gesto lo he hecho para recordar al maestro que hoy no está aquí en esta institución pero que por siempre estará en nuestras vidas.
Gracias por todo, feliz Graduación y Feliz comienzo de una nueva vida de responsabilidades y nuevas experiencias significativas. Ahora, a tratar de ser feliz, a tratar de encontrarle lo bueno a todo lo malo que se esté viviendo, sólo se debe ser feliz. Hasta luego prom 2010, prom Genius, que la vida sea lo que ustedes quieran que sea con ella.
Éxitos siempre.

Yohan Álvarez Martínez
Grado 11° A